¿Cuánto tiempo se puede permanecer en la Capilla Sixtina?

¿Cuánto cuesta una visita privada en el Vaticano?

¿Cuánto vale una visita privada en el Vaticano?

La respuesta no es clara sino que depende. Hay que tener en cuenta que en la abarrotada Roma, tener un guía particular durante unas horas en un lujo. Sobre todo si se trata de una compañía contrastada que tiene, digamos, clientes «por castigo» y casi pueden asegurar que trabajarán cuando quieran. La presión turística en enorme y ello hace que los precios de las visitas privadas en el Vaticano sean elevados.

¿Cuánto cuesta una visita privada en el Vaticano?
¿Cuánto cuesta una visita privada en el Vaticano?

Una visita de unas 3 horas para un grupo familiar o pequeño podrían rondar los 500/600 euros, con entradas incluidas, o incluso más según la temporada. En caso de ser más personas el número podría subir.

Para saber tu presupuesto concreto te recomendamos mirar en estas plataformas que ofrecen buenas visitas privadas en español en el Vaticano

🙋💎 Visita privada general
RESERVA 🇪🇸 🛒
Programa privado de calidad en español

🙋💎 Visita privada general
RESERVA 🇪🇸 🛒
Otra empresa de visitas

👍 Ayuda reservas:
Email Whatsapp
Contáctenos para organizar su visita a medida en el Vaticano o si no encuentra disponibilidad.


Sobre las visitas privadas

Una visita privada al Vaticano puede ser una experiencia excepcional al sumergirse en la rica historia y la impresionante belleza artística del lugar. Hay que pensar que se trata de un servicio de lujo en una ciudad que tiene tanto turismo como Roma.

En primer lugar, es esencial planificar con antelación y reservar con tiempo. Los guías son limitados y es conveniente asegurar lo antes posible el servicio. Reservar una visita privada te permite personalizar tu recorrido de acuerdo con tus intereses específicos. Lo ideal es que cubra la historia, el arte y la arquitectura del Vaticano.

Al llegar al Vaticano, evita las largas colas al comprar tus boletos con anticipación o a través de un servicio de guía que ofrezca acceso prioritario. Esto maximizará tu tiempo para explorar los tesoros que alberga este sitio único. Normalmente las visitas privadas incluyen este servicio para que no te tengas que preocupar por nada.

Durante la visita, se suele prestar especial atención a lugares como Basílica de San Pedro, el museo egipcio, la zona de esculturas clásicas y la Capilla Sixtina. Aprender sobre la creación de estas obras maestras y comprender su significado cultural y religioso añadirá profundidad a tu experiencia. Además, ten en cuenta los detalles arquitectónicos y artísticos que podrían pasar desapercibidos sin la guía de un experto.

Aprovecha la oportunidad para hacer preguntas. Un guía privado te permitirá interactuar de manera más cercana y personal, proporcionándote información detallada y respondiendo a tus preguntas específicas.

La visita privada permite una flexibilidad mayor en comparación con los grupos grandes, pero es esencial tener en cuenta el horario y respetar el tiempo asignado a cada sección.


 

Puntúa este reportaje

Haz click en la estrella con tu puntuación

Puntuación media 5 / 5. Número de votos: 1

Todavía no hay votos. Sé el primero.