SIN COLAS: Entradas y visitas sin colas en el Vaticano

Qué ver en el Vaticano

El Escudo y la Bandera de la Ciudad del Vaticano

El Escudo y la Bandera de la Ciudad del Vaticano

El Escudo y la Bandera de la Ciudad del Vaticano. Significados

El otrora poderoso territorio ocupado por los Estados Pontificios, que llegó a ocupar la zona central de la Península Itálica, a día de hoy se mantiene como un pequeño estado alojado en el interior de Roma, la Ciudad Eterna. Ciudad del Vaticano es un pequeño estado europeo donde tiene su residencia el Santo Padre, aquél que tiene el cometido de representar a Dios en la tierra y que preside el pequeño enclave político-religioso.

Guardias suizos

Guardias suizos

Como tal país actual que tiene su origen en épocas pasadas, tanto el escudo como la bandera del Vaticano están cargados de simbolismo en representación de las ideas que dieron lugar al territorio inicial.


Escudo de la Ciudad del Vaticano

El análisis, desde el punto de vista de la heráldica, del Escudo del Vaticano, va a partir desde lo general a lo particular. Así, el escudo consta de un fondo de gules (color rojo) sobre el que se ubican tres piezas fundamentales que lo caracterizan.

Las dos primeras son dos llaves entrecruzadas que representan a las llaves del cielo entregadas por Jesucristo al Apóstol San Pedro y que ocupan la zona central del escudo formando la Cruz de San Andrés. Ambas llaves tienen los paletones de apertura hacia arriba, con una cruz perforada en cada uno y orientados hacia el borde del escudo.

La primera de ellas, la decusata de oro, está posicionada en sentido ascendente de izquierda a derecha y representa el poder sobre el Reino de los Cielos, el poder espiritual del Papa. La segunda, la decusata de plata, en sentido ascendente de derecha a izquierda, muestra la autoridad espiritual del Papa en la Tierra, su poder temporal.

El diseño de las empuñaduras ha variado con el tiempo y el hecho de estar situadas en la zona inferior del Escudo implica que están en poder del Vicario de Cristo. El hecho de que ambas llaves estén entrelazadas por un cordón rojo implica que ambos poderes están vinculados.

El último elemento del Escudo del Vaticano es la Tiara papal, situada sobre las dos llaves entrelazadas. Tal elemento, con forma de ojiva, está constituido por tres coronas que representan el triple poder del Papa (padre de los reyes, rector del mundo y Vicario de Cristo), rematada, a veces con un globo y una cruz. La Tiara va unida a ambas llaves con sendas cintas con una cruz patente.


Bandera de la Ciudad del Vaticano

Otro símbolo propio de la Ciudad del Vaticano es su característica bandera de forma cuadrada. El paño está dividido en dos mitades de color amarillo y blanco, color éste último que sustituyó al carmesí de época romana. La zona del asta es amarilla, representando al oro, y la batiente blanca, en representación de la plata, los colores de las llaves que Jesús entregó a San Pedro y representadas en el Escudo, que a su vez, se muestra impreso en el centro de la mitad blanca de la bandera. También puede llevar flecos dorados y asta en lanza con escarapela amarilla y blanca.

 

 

Puntúa este reportaje

Haz click en la estrella con tu puntuación

Puntuación media 4.5 / 5. Número de votos: 2

Todavía no hay votos. Sé el primero.

Reportajes relacionados
Qué ver en el Vaticano

Visitar la Capilla Sixtina, consejos, secretos y 100 detalles de la obra

Qué ver en el Vaticano

Las mejores pinturas de la pinacoteca Vaticana

Qué ver en el Vaticano

Museo Pío Clementino, arte clásico en el Vaticano

Qué ver en el Vaticano

Visitar los Jardines del Vaticano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *