SIN COLAS: Entradas y visitas sin colas en el Vaticano

Qué ver en el Vaticano

El Obelisco de la Plaza de San Pedro

El Obelisco del Vaticano

El Obelisco del Vaticano

San Pedro del Vaticano, como es bien sabido, está lleno de simbolismos, algunos más reconocibles o conocidos y otros menos evidentes o desconocidos, este es el caso del Obelisco que se erige majestuoso como un  estandarte en el centro de la plaza oval diseñada por el maestro Bernini.


Historia y origen del Obelisco de San Pedro

El Obelisco de Plaza San Pedro del Vaticano proviene del lejano Egipto y para ser más exactos en lo que hoy es el barrio de el-Matariya en la periferia de la ciudad del Cairo, que en el VII siglo a.C. correspondía a la gran Ciudad del Sol, Heliópolis, gobernada por el Faraón Nencoreo III, al que el excéntrico Emperador Calígula privó de esta hermosa y rara estela anepígrafa, que carece de inscripción o jeroglífico alguno, pero que no obstante era objeto de culto de los templos dedicados al Sol del Forum Lulii, allá por el 37 a.C., año en el cual fue trasladada a la Roma Imperial.

Una vez en la capital del imperio, el Obelisco, fue colocado en el centro del circo privado del mismísimo Calígula que, más tarde fue ampliado por el también emperador Nerón, y surgía en un valle que existía entre el Tíber y el costado izquierdo de la basílica, muy cerca de la necrópolis, en el interior de lo que entonces era la Villa di Agrippina Maggiore. En torno al Obelisco, en el interior del circo, se llevaban a cabo espectáculos del tipo de carreras  de caballos, carreras de cuadrigas, etc., en un espacio de 540 metros de largo por otros 100 de ancho, con capacidad para no más de 20.000 espectadores.

Fue a los pies del Obelisco, donde Nerón ajustició brutalmente a los cristianos acusados del Gran Incendio de Roma y donde se dice también que tuvo lugar el martirio del apóstol San Pedro. Estuvo en el circo romano hasta 1586.


Descripción del Obelisco

El Obelisco es un monumento conmemorativo, un monolito realizado a partir de un único bloque de granito rojo al que se le dio una forma piramidal acabada en punta, pyramidion.

La estela en sí tiene una altura de 25 metros, pero se encuentra realzada por una peana flanqueada por cuatro leones y cuatro águilas de bronce, obra del maestro Prospero Antichi, que descansan sobre la incripción: ECCE CRUX DOMINI –  FVGITE – PARTES ADVERSAE – VICIT LEO DE TRIBV IVDA, o lo que es lo mismo: “He aquí, la cruz del Señor, huid adversarios, que el león de la tribu de Judá triunfe”. Esta cruz se insertó el día final de su traslado y fue bendecida por el Papa. 

En la cúspide, sobre pyramidion, se alza el símbolo de la fe cristiana, la cruz, para exorcizar de todo paganismo el obelisco. Entre la cúspide del obelisco y la cruz cristiana, colocaron una estrella, quizás para simbolizar la guía que conduce a lo divino. No contentos con la carga simbólica el Papa Sixto V hizo incluir en el interior de la cruz de bronce un pequeño trozo de la Vera Cruz, traída a Roma por Santa Elena, la madre del Emperador Constantino en el s. IV a.C.

La base fue adornada con diversos elementos en los siglos XVII y XVIII, podemos ver cuatro leones de bornce y diversos ornamentos.


Cómo se desplazó el Obeslico de San Pedro a Roma

Durante el verano de 1586 por deseo expreso del Papa Sixto V, el Obelisco fue trasladado desde su sede original, poco distante de la actual, hasta el centro de la plaza oval de San Pedro del Vaticano. Pesa 300 toneladas. 

Para llevar a cabo semejante obra fueron necesarios 13 meses, 900 hombres y 75 caballos, guiados por el arquitecto Domenico Fontana y ayudados de un andamio, un cabrestante y una polea levantaron el obelisco como se iza la vela de un barco.

Te recomendamos conocer este obelisco de la mano de una visita guiada a la Basílica de San Pedro.


Puntúa este reportaje

Haz click en la estrella con tu puntuación

Puntuación media 4.7 / 5. Número de votos: 3

Todavía no hay votos. Sé el primero.

Reportajes relacionados
Qué ver en el Vaticano

El Escudo y la Bandera de la Ciudad del Vaticano

Qué ver en el Vaticano

Visitar los Jardines del Vaticano

Qué ver en el Vaticano

La Basílica de San Pedro del Vaticano

Qué ver en el Vaticano

Visitar la Capilla Sixtina, acceso y detalles de la obra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *