¿Hay tours con guías dirigidos a niños disponibles en el Vaticano?

Vaticano con niños y adolescentes, organizar la visita familiar 2024

Actualizado el martes, 9 abril, 2024

Visitar el Vaticano con niños

Visitar el Vaticano con niños y que disfruten de la experiencia es un pequeño reto para los padres pero que se puede solventar con éxito.

👍Ayuda reservas y plan a medida:
Email Whatsapp
Contáctenos para organizar su visita en el Vaticano

O reserve online estas buenas opciones:

‍👧‍👦 Visita privada familiar
RESERVA 🇪🇸 🛒
Visita privada de calidad para familias con niños/as

🙋 Visita familiar en grupo
RESERVAR 🇪🇸 🛒
Visita de grupo especial para niños/as.

🙋 Visita general en grupo
RESERVAR 🇪🇸 🛒
Adecuada para familias con adolescentes. Gratis -6 años.

🙋 Free tour Vaticano
RESERVAR 🇪🇸 🛒
Introducción general al Vaticano, propina libre. Todas las edades.

🍕🙋Roma divertida familiar
RESERVA 🇪🇸 🛒
Plan privado por el centro histórico. Muy buen precio.

La Ciudad del Vaticano, sus museos y la Basílica, cuentan con alicientes sobrados para despertar el interés y concentrar la atención de los niños o jóvenes de la casa si se hace una planificación cuidada.

Visitar el Vaticano con niños puede ser una experiencia educativa y cultural fascinante.  ¡Espero que tengas una maravillosa visita al Vaticano con tus hijos!.

Visitar el Vaticano
Visitar el Vaticano

Te recomendamos también el Coliseo de Roma con niños.

‎💡¿No encuentra plazas libres?
Pregúntenos:
  Whatsapp


En esta sección vamos a abordar consejos para la visita con niños y adolescentes y aquellas atracciones que pueden resultar más interesantes para ellos.

Visitar el Vaticano con niños
Visitar el Vaticano con niños

El Vaticano puede ser un destino fascinante para niños y adolescentes, ya que hay muchas cosas interesantes que ver y aprender en los Museos Vaticanos, la Capilla Sixtina y la Basílica de San Pedro.


Visita guiada para familias en el Vaticano

Existen recorrido organizado con guía pensados para familias con niños pequeños. El objetivo es ofrecer a los más jóvenes una visión general de los grandes tesoros del Vaticano y acercarles a la historia de Roma y a los grandes nombres del arte universal como son Miguel Ángel, Rafael, Leonardo o Caravaggio.

Son programas interesantes, no muy ambiciosos ni agotadores pero rigurosos y que suelen apoyarse en material audiovisual y multimedia para captar la atención de los niños.

Se evitan recorridos demasiado largos o abrumadores para que los niños no se cansen y puedan disfrutar plenamente de la experiencia.

Se evita un lenguaje demasiado técnico y complicado, y en su lugar, se utiliza un enfoque más sencillo y accesible para que los niños puedan entender y disfrutar de la información

Verán los puntos más importantes del Vaticano con explicaciones adaptadas a su edad y conociendo de primera mano muchas cosas que luego estudiarán en su colegio o instituto.

La Plaza de San Pedro es un gran lugar para que los niños corran y se muevan un poco. También pueden disfrutar de la fuente y la arquitectura única.


Viaje educativo en el Vaticano

Es indudable que visitar el Vaticano es una valiosísima oportunidad educativa para los niños y jóvenes, pues verán de primera mano grandes monumentos y obras de arte que luego estudiarán en sus libros. Eso hay que aprovecharlo.

Contar historias y anécdotas interesantes sobre las obras de arte y los personajes históricos puede captar la atención de los niños. Utilizar una narrativa atractiva y emocionante para hacer que la visita sea más interesante y entretenida.

sin colas por los Museos Vaticanos y San Pedro

Algunas compañías turísticas ofrecen recorridos temáticos diseñados especialmente para niños. Estos recorridos suelen ser más interactivos y educativos, y pueden incluir juegos, historias y actividades relacionadas con el Vaticano. Pregúntenos.

Los padres más avanzados podrían plantear la visita como una búsqueda del tesoro, incluyendo en el programa las principales atracciones y obras de arte, con un premio final cuando se encuentren todas, acompañando cada descubrimiento con una breve explicación del objeto o lugar.

Vaticano con jóvenes
Vaticano con jóvenes

Aunque la Capilla Sixtina puede ser un lugar abrumador para los niños debido a su tamaño y a la cantidad de gente, es una visita que no se puede perder. Puedes hablarles sobre la historia detrás de la capilla y hacer que busquen algunos detalles interesantes en los frescos.

Contar historias sobre la infancia de los artistas famosos que crearon las obras de arte expuestas en el Vaticano puede hacer que los niños se sientan más conectados y cercanos a las piezas.

Se fomenta la interacción con los niños haciendo preguntas, invitándolos a participar en juegos educativos o pidiéndoles que busquen detalles específicos en las obras de arte.

Después de la visita, considera buscar un parque cercano o una zona donde los niños puedan jugar y relajarse. La zona del Castel St Angelo es bonita para ello.


El Papa para niños

La figura del Papa puede ser curiosa para ellos. Su elección vitalicia, la forma en que se produce, su condición de monarca absoluto y su papel en la Iglesia son interesantes. También existe la posibilidad de verle en persona los miércoles o los domingos. Mira nuestro enlace de la audiencia Papal en el Vaticano.  Es una figura histórica, de gran carga simbólica, que seguro les interesará conocer.

Momentos únicos con el Papa
Momentos únicos con el Papa

Los Museos Vaticanos para niños

Zapatos y ropa cómoda, y hacia dentro. Mejor evitar las colas con un ticket sin colas para los Museos Vaticanos. Con niños, evitar las esperas y que no entren cansados es vital. Una vez dentro hay muchos sitios curiosos para ellos:

  • El patio de la piña. Una zona exterior de esparcimiento para correr y ver la bonita arquitectura exterior de los museos. Hacerse foto con la piña gigante, un objeto de bonita historia originario del panteón y flanqueado por dos pavos reales. Ver también la enorme esfera metálica que representa el Orbe, obra de Arnaldo Pomodoro de 1990.

Los Museos Vaticanos en el Vaticano ofrecen una rica experiencia cultural y artística para visitantes de todas las edades, incluyendo niños.

La Plaza de San Pedro está a 15 minutos de los Museos

Las cafeterías de los museos. Es un buen sitio para comer/desayunar/cenar. Buenos precios y muchos platos suculentos para niños. Anótalo en tu agenda y úsalo como parada entre visitas.

Las esculturas griegas y romanas. Esta sección les interesará. Ver el enorme Torso de Belvedere e imaginar cómo sería la escultura completa. Esta imagen inspiró a Miguel Ángel para mucha de sus obras.  Ver luego el Laoconte y sus hijos, una enorme composición de mármol del siglo I, que muestra el ataque al Laoconte por una enorme serpiente. Hacer ver a los niños la expresión de lucha y angustia de los protagonistas.

La zona egipcia. Fundamental con sus jeroglíficos, dioses extraños, sarcófagos y momias. Una de las zonas más apreciadas por los niños.

Mapas y tapices. Puede parecer una sección árida, pero los niños pueden pasarlo bien tratando de identificar lugares familiares o accidentes geográficos. En los tapices podemos enseñarles el alto nivel de detalle, la maestría y hablarles algo de las técnicas de fabricación.

La Sala de los animales. Es una sección fundamental para visitar los Museos Vaticanos con niños. Decenas de esculturas de animales de gran calidad y detalle.

Hay secciones que pueden resultarles más atractivas, como la Galería de los Mapas, donde se exhiben mapas antiguos y coloridos, y la Sala de los Animales


Capilla Sixtina
La Capilla Sixtina se debe preparar con cuidado. Es una obra esencial.

La Capilla Sixtina para niños

Punto fuerte de la visita, los frescos más famosos del mundo, con pinceles de Miguel Ángel, Botticelli, Perugino y otros.

Intenta que los niños vean la forma de cerebro del pasaje de la creación. Explícales los pasajes bíblicos del juicio final y comenta el uso tan importante que tiene esta sala en la elección de los papas, con la anécdota del humo. En la Capilla Sixtina hay que guardar especial silencio y no hacer fotos. Por eso la preparación previa es fundamental.

Los niños pueden apreciar las famosas pinturas de Miguel Ángel en el techo y la impresionante obra maestra del Juicio Final. Intenta explicarles la historia detrás de las pinturas de una manera accesible para ellos.


Basílica de San Pedro para niños

Una de las iglesias más grandes del mundo.  Puntos esenciales para los niños son el alatar y el baldaquino, la Piedad de Miguel Ángel y la subida a la Cúpula de San Pedro, con sus vistas y la emocionante subida por las escaleras. En la plaza de San Pedro enseñarles la columnata de Bernini y el obelisco egipcio, traído a Roma por Calígula en el año 37 y erigido allí en 1586 por orden del Papa Sixto V.

San Pedro con subida a la cúpula
San Pedro con subida a la cúpula

Los niños pueden disfrutar descubriendo los detalles y las estatuas mientras recorren el interior de la basílica. También pueden subir a la cúpula para disfrutar de vistas panorámicas de Roma.

Al final de la visita, los niños pueden enviar postales a sus amigos y familiares desde el correo del Vaticano, o pueden comprar sellos para su colección.


Los Guardias Suizos

Muy curiosos para los niños, con sus trajes tradicionales. Son la guardia personal del Papa y se ven en las entradas y en muchos lugares del Vaticano. Explicarles a los niños las curiosidades del cuerpo y dejarles que se tomen alguna foto (suelen ser amables si se es respetuoso).

La Guardia Suiza
La Guardia Suiza

Castel Sant’Angelo para niños

Muy recomendable para niños por las posibilidades para corretear en su rampa espiral,  ver armas antiguas, estatuas clásicas y disfrutar de las vistas. Un castillo a orillas del río, con una bonita historia y muchos atractivos.  El entorno del castillo tiene zonas abiertas y jardines para relajarse un poco.


Notas finales

– Los niños tienen un código de vestimenta más relajado que los adultos, pueden ir con pantalón corto pero no en camiseta sin mangas.

– Recomendamos hacer la visita con niños por la tarde, o desde las 13 horas, para evitar la masificación de las salas.

– Los carritos de bebé son permitidos en los Museos Vaticanos pero no en la Basílica de San Pedro, donde hay que dejarlos en la consigna.

– Recuerda que para disfrutar de una visita al Vaticano con niños y adolescentes es importante tener en cuenta sus intereses y necesidades. Es recomendable llevar agua y bocadillos, y tratar de evitar las horas pico para evitar las largas filas y las aglomeraciones.

Ver más visitas guiadas en los Museos Vaticanos.


Enlaces relacionados

Cuánto cuesta entrar en el Vaticano
La Capilla Sixtina
Visita guiada Basílica de San Pedro

Alquilar una vespa en Roma
Sevilla con niños


Puntúa este reportaje

Haz click en la estrella con tu puntuación

Puntuación media 4.8 / 5. Número de votos: 9

Todavía no hay votos. Sé el primero.